Utilización de la mano no hábil

Formación

Utilización de la mano no hábil

¿Te gustaría conocer los secretos de cómo trabajar aspectos determinantes en las primeras etapas de formación, para llegar con múltiples recursos al alto rendimiento?

No quiero hablar de cosas ya excesivamente obvias en la base sino de aspectos que no se trabajan tanto y que pueden marcan la diferencia entre ser un jugador “normal” y otro que puede marcar diferencias utilizando estos matices.

En este primer artículo quiero despertar vuestra curiosidad sobre algo que me insistieron mis entrenadores en mis primeros años en el Balonmano Valladolid:
“Miguel, que cuando vayas hacia tu izquierda botes con la mano izquierda”,
“Cámbiate el balón de mano cuando fintes a tu punto débil”,…

Frases que nunca he olvidado porque nos las repetían hasta la saciedad.
Pero, ¿Realmente tiene tanta importancia? Bajo mi punto de vista sí, porque desde mi experiencia he logrado llegar al alto rendimiento aplicando estos matices sin ser un jugador determinante ni técnica ni físicamente.

Aterricemos concretando con este simple ejemplo de contraataque 1×1:

Si el jugador que va botando el balón, lo hace con la mano que tiene mas alejada del defensor, a este le será mas difícil desposeerle el balón en el bote, es decir, si es un jugador diestro y el defensor va por su derecha tendría que botar con su mano no hábil, en este caso su mano izquierda. Esto tan simple nos evitaría la perdida de balón en una clara ocasión del gol.

Pero hay mucho mas:

¿Es importante utilizar la mano no dominante en la realización de cualquier tipo de bloqueo? ¿En que casos? ¿En función de la trayectoria de salida? ¿si es estático o dinámico?… La respuesta es sí, pero esta aplicación está en función de muchos matices, algunos de ellos perfectamente entrenables en las primeras etapas de aprendizaje.
Podría parecer que este aspecto en la formación se aplica sólo en lo comentado anteriormente, pero ¿alguna vez nos hemos planteado si puede darnos ventajas respecto a nuestro oponente directo?; por ejemplo, en la ejecución de las fintas de desplazamiento (“1X1”), ¿En cuales de ellas se puede aplicar? ¿fintar al débil es siempre la “finta de brazo”? ¿Qué detalles, matices o “trucos” podemos introducir para sacar más rendimiento a estas situaciones utilizando la mano no dominante?,… Interesante aspecto a conocer y trabajar desde la base.

Hay otras muchas acciones en las que se puede aplicar: cruces, puntos de apoyo,…
Este aspecto del trabajo de la mano no dominante puede dar ventajas en situaciones importantes del juego ofensivo. ¿Queréis trabajar y conocer de primera mano con nuestros especialistas del Campus cómo sacar rendimiento a este aspecto? Os esperamos en el Campus para aplicarlo con vosotros… ¡Animáos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *