Ocupación de los espacios defensivos

Formación

Ocupación de los espacios defensivos

La buena ocupación del espacio, es clave en la consecución del éxito por parte de un equipo. Es evidente que, a mayor espacio en la zona de balón (zona de peligro), mayor es la probabilidad del ataque para alcanzar su objetivo.

Esto implica que la defensa tiene que reducir ese espacio para aumentar su efectividad. A parte de un buen trabajo de orientaciones y ocupación de líneas de pase, la basculación defensiva permite a la defensa reducir ese espacio. Pero reducir el espacio mediante basculación defensiva hacia la zona de balón, conlleva una disminución de la densidad defensiva en las zonas más alejadas.

Basculación defensivaDensidad defensiva

Este déficit debe ser corregido por los defensores más alejados del balón mediante la ocupación de espacios potencialmente peligrosos, es decir, espacios cercanos a zona de finalización que momentáneamente tienen una baja densidad defensiva y que de ser ocupados por atacantes con opciones de recibir balón, pueden suponer un grave problema para la defensa.

Disuasión defensiva

El trabajo en profundidad de los defensores alejados es fundamental para el sistema defensivo, pues protege la espalda del compañero que ocupa el puesto colindante, dando tiempo a que recupere su posición tras haber realizado un movimiento de basculación defensiva, y  además es la base para un buen trabajo de disuasión y anticipación.

Así pues, en la puesta en marcha de todo este engranaje defensivo, aparecen importantes conceptos como basculación, densidad defensiva, orientación, ocupación de líneas de pase, profundidad, anticipación, disuasión,… que podéis perfeccionar este verano en el campus.

Esperamos vuestros comentarios y aportaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *